Las hormigas, una sociedad modelo

 

Hormigas en acción: Estas hormigas "arrieras" transportan trozos
de hojas, tallos y brotes a su hormiguero donde cultivan
un hongo que les sirve de alimento. La agricultura 
no es exclusiva de los seres humanos.

 

Texto y Fotografías por Biol. Oscar S. Aranda Mena

       Al igual que la raza humana, las hormigas son uno de los pocos animales que viven en sociedad, compartiendo un lugar donde coexisten de forma organizada. La diferencia entre hormigas y humanos es, que aunque no sean inteligentes, ellas sí han logrado formar una sociedad perfecta y armoniosa, cuyo objetivo es el bien común.

 Celebrando su aniversario 80 millones

Aunque los primeros ancestros de las hormigas aparecieron hace más de 100 millones de años, se cree que su éxito comenzó 20 millones de años después, aún antes que los primeros dinosaurios aparecieran en la tierra. Hacce ya tanto tiempo, que éstas cifras pueden sonar como números sin sentido, pero podemos entenderlo mejor si consideramos que nuestros ancestros humanos surgieron apenas 1.5 millones de años atrás. Es decir, que estas insignificantes hormiguitas nos llevan 78.5 millones de años de ventaja evolutiva. ¿Será que para ese entonces los humanos podremos ser tan perfectos como ellas? Aún si sobreviviéramos a nosotros mismos, lo dudo.

Hormiguitas por doquier

Si en el planeta existe algo, son hormigas. Más que cualquier otra criatura, las hormigas por sí solas suman el 10% de la masa corporal de todos los animales terrestres del mundo. Con más de 10 mil especies, no es de sorprenderse que a cualquier lugar al que vayamos encontremos hormigas: en cualquier rincón de nuestras casas, en los árboles, banquetas y jardines de la ciudad, en los bosques y desiertos.

Y es que existen tantas variedades que las hay carroñeras, cazadoras, exploradoras y agricultoras; todas con una estructura jerárquica muy variada, donde cada una ocupa puestos tan complejos como las de exploradores, soldados, niñeras, obreras, enfermeras, reinas y hasta sepultureras, dando su vida por defender su trabajo.

Estas hormigas negras europeas (soldado y obreras), colaboran desinteresadamente
en la recolección y transporte de su alimento al hormiguero.

Donde las hembras mandan

El machismo de la sociedad humana nos ha hecho ver equivocadamente que los grandes rangos deben ser ocupados por los hombres. Sin embargo en la naturaleza, salvo algunas excepciones, es más común que las hembras sean quienes tomen las decisiones importantes, y hasta los leones son doblegados por las hembras si ellas así lo deciden.  En la sociedad de las hormigas existe un matriarcado, donde todas las hormigas de una colonia son hijas o hijos de una sola madre, quien controla el hormiguero. El macho por su parte, sólo sirve para aparearse una sola vez con la reina, y luego morir. La totalidad de las obreras son hembras, y son ellas quienes se hacen cargo del total funcionamiento de hormiguero, permitiéndole a la reina dedicarse exclusivamente a la producción de huevos.

Lo que hacen por nosotros

No hay casa que no sea invadida por hormigas constantemente. En una casa podemos tener más de 6 tipos diferentes de hormigas, cada una dedicada a una actividad en particular. Si bien las consideramos sumamente molestas al meterse a nuestros alimentos y las llamamos “plagas”, las hormigas tienen el mérito de contribuir en parte a la limpieza del hogar. Esas pequeñas hormiguitas negras que andan siempre caminando por doquier son carroñeras, y una mosca, araña o mosquito que matemos será rápidamente removido y eliminado. Una gotita de miel o algo dulce será absorbido en poco tiempo por un millar de pequeñas bocas de hormiguitas casi invisibles, al igual que migajas de pan y cualquier cosa que pudiera ser comestible. Es así como día a día, eliminan partículas orgánicas que dejamos atrás sin darnos cuenta.

Las hormigas negras, muy comunes en los hogares, hacen
una importante labor de recolección de restos de
comida y de animales muertos, eliminándolos y
contribuyendo a la limpieza del hogar.

Utilizando el olfato

No hay peor tragedia para una hormiga que perderse en el camino. Son las hormigas exploradoras las encargadas de trazar un camino o “ruta” olfativa, pues al caminar dejan un rastro aromático que forma senderos invisibles que todas las hormigas obreras seguirá durante el transporte de los alimentos al hormiguero.  ¿Alguna vez se ha fijado qué sucede cuando se limpia el piso, o simplemente cruzamos su sendero con nuestro dedo? La respuesta es: caos. Ninguna hormiga se atreverá a cruzar ese extraña barrera química, debiendo esperar a que una hormiga exploradora trace de nuevo el camino de regreso al hormiguero, y es así como cientos o miles de hormiguitas pueden morir al no encontrar su camino de regreso a casa. Las exploradoras, son las únicas capaces de orientarse por la vista, a través de la ubicación de elementos fijos como árboles o rocas, y por la ubicación del sol.

¿La sociedad perfecta?

La forma en que las hormigas se comportan socialmente, les ha dado el acertado título de “superorganismos”. Para nosotros, tal vez las hormigas no representen a la sociedad perfecta, y hasta encontremos en ellas una gran cantidad de defectos, incluyendo lo que algunos denominaría como una dictadura. Sin embargo en el futuro, la diferencia entre humanos y hormigas se determinará por una sola palabra: “éxito evolutivo”. Creo firmemente que si no cambiamos nuestros hábitos de vida tan egoístas e individualistas, nuestra imperfecta sociedad se verá extinta al no buscar un bien común y superior. Nuestra envidiable inteligencia no nos ha ayudado en mucho, considerando que vivimos aprovechando indiscriminadamente lo que encontramos en a naturaleza, en un comportamiento poco o nada sustentable.

Sin duda alguna, las hormigas seguirán adaptándose y sacando ventaja de nuestros errores, y tal vez algún día ocupen nuestro lugar. Tal vez nuestra sabiduría nos ha cegado, imposibilitándonos a observar cómo esos inofensivos bichitos han logrado vivir tanto gracias a que todas persiguen el bien de la comunidad. Como dijo el Rey Salomón: “Mira a la hormiga, mira sus caminos y sé sabio…”.

Anuncios

One thought on “Las hormigas, una sociedad modelo

¡Me interesa tu opinión!

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s